viernes, 26 de agosto de 2016

SUICIDE SQUAD: Review





La tercera peli de la DCEU está aquí y oh sorpresa los críticos la odian, cómo predije. Tras vista la peli y habiéndola analizado un tiempo, ¿me gustó?


Sí y no. 

Miren el punto es, Suicide Squad no es lo que esperaba, y no se si culparme a mí mismo o a la Warner por su marketing. Y sobre todo, no se si debería culpar a alguien, ya que al margen de no ser lo que quería, lo que soñaba que fuese, es una película demencialmente divertida y que disfruté mucho y no puedo esperar a volver a ver. El problema creo, radica en el tono que uno espera de la DC a estas alturas, habiendo tenido dos pelis de Zack Snyder. Incluso más, por que uno sabe lo que esperar de David Ayer, tras sus anteriores trabajos (las excelentes End of Watch y Fury). Y aun con los trailers como avisos de lo que venía, es muy claro que el rítmo frenético de la película era demasiado inesperado. 

Y ese es mi problema. La película no es corta, a 130 minutos. Sin embargo, se siente increiblemente apresurada, con escenas que hubiese AMADO que durasen más, con personajes de los cuales hubiese, con gusto, visto más desarrollo, más diálogos, más historia. Sentí que muchas escenas podían haberse beneficiado de una duración más larga. 

Los personajes de Suicide Squad son exquisitos, coloridos e interesantes. Y sin embargo, siento que con la excepción de Harley, Deadshot y El Diablo, no terminamos de conocerlos. Consecuentemente, tenemos esa usual sensación de que se nos presentan personajes y nos dicen que pensar sobre ellos en lugar de conocerlos naturalmente a través de la película. La muerte del pobre Slipknot ("el hombre que puede trepar cualquier superficie!"), para aquellos no familiarizados con el comic, no podría haber sido más obvia si es que no le tatuaban en la frente CARNADA. En menor medida, se siente esto con Katana, Boomerang y Killer Croc, tres personajes inmensamente atrayentes y con mucho potencial, pero que apenas pueden juntar unos minutos de diálogo entre ellos. ¿Es tan malo que quiera que la película se tome su tiempo para respirar? Para agarrar a sus personajes y dejarlos contarle a la audiencia que onda? Quería que Katana me cuente sobre su esposo muerto, no Rick Flagg. Quería que Boomerang se gane unos buenos sopapos por ser un racista sexista hijo de puta. Quería que Croc cuente como una vez se agarró con Batman y estuvo a punto de matarlo con una piedra (o mejor aun, ¡que nos lo muestren!). Los tres están diseñados de manera genial e interpretados con mucho talento (sí, por Dios SÍ, Jai Courtney lo hace GENIAL!). Deberían haberle dado a Boomerang la chance de que sea una máquina tira bumerangs. 


  • "¿De verdad vas a pelear tirando bumerangs?"
Boomer abre su gabardina y tiene literalmente DOCENAS de bumerangs que tira demencialmente y a todo lado en la pelea final. Los que no son destruidos y vuelven a él, agarra y vuelve a lanzar con icnreible agilidad, mientras esquiva al enemigo y corre por todos lados. ¡Conviértanlo en el Hawkeye de los douchebags por favor! 

Aun incluso los que sí reciben atención (como las escenas de Harley y su pasado con el Joker) se sienten (cómo el resto de la película), con mucha fugacidad, con poquisimo tiempo para poder involucrarnos en algo, sin que tengamos que saltar a otro lado. Es por esta misma razón que el Joker de Jared Leto, a pesar de sentirse peligroso, demente y en absoluto control en todas sus escenas, es tan sólo un suspiro, una probadita. Es cómo Spider-Man en Civil War, sólo un poco de él, aunque su participación aquí está mejor integrada en la historia. Y es una interpretación fascinante por parte de Leto, que toma al personaje y lo baña con un tinte de mafioso, pandillero, rey del crimen y de los barrios bajos, con el que no se jode, ciertamente algo que hemos visto poco en pantalla hasta ahora y al menos a mí me tiene pidiendo más. Por que es cierto, deja sabor a poco; apenas 7 minutos de escena (comparados a los 40 de Heath Ledger en The Dark Knight por ejemplo), no son suificientes para declarar si este es "el mejor Joker de la historia" o "el peor" como muchos Ledger fanboys quieren que se entienda. Hay mucho aun de él, y personalmente me interesa ver lo que hagan cuando finalmente se enfrente a Batman. No me quejo por ahora, me gustó mucho lo que vi y si bien continuo deseando que hubiese tenido una presencia, adoro la idea de que simplemente aparece de la nada y haga que la misión sea más difícil para el equipo, en vez de ser el objetivo principal. Es divertido ver a un villano Caótico Maligno de su talla que sólo está allí para causar problemas en vez de ser una vez más el Jefe Final (a lo que le llamo, el síndrome de Magneto de las pelis de X-Men).

Pero me desvío del tema; Harley es obviamente la reina de la película ¿O es Amanda Waller? Es difícil de decir. Así como Margot Robbie ilumina la pantalla con su interpretación, alegría y belleza, Viola Davis es hipnotizante como The Wall, la perturbadora burócrata detrás de la idea del Squad, dispuesta a lo que sea con tal de poder y control. Es la juxtaposition de ambas mujeres la mejor forma de describir la satisfactoria variedad de personajes de la película: hipersexualizados o completamente asexuales, divertidamente dementes o escalofriantemente cuerdos; jueguetones y caricaturescos o dolorosamente reales. Pasamos más tiempo con Harley y hasta llegamos a empatizar con ella y su amor por su Puddin, al punto de olvidarnos que es una psicópata asesina, mientras que Amanda Waller lentamente va revelando cuan implacable e inmisericorde es, a pesar de ser una de los "buenos". Ambas muestran cuan borrosa es la linea entre bien y el mal en la película, y cuan grises son todos los personajes.

De igual manera, el Deadshot de Will Smith, aun si es sólo Will Smith nomas, es bastante satisfactorio. Y ver a Will Smith haciendo de malito es divertido (esta mierda no cuenta!), aun si sólo es el anti-heroe cool y buena onda. ¿Me parece un buen Deadshot? No realmente, no. Pero me parece un buen personaje para la película y a veces eso es lo que cuenta. Big Willy no es el Floyd Lawton  de los comics, pero es un excelente Deadshot, uno que funciona muy bien. Es el que mejor trasfondo e historia tiene, y curiosamente, eleva la de otros no tan afortunados con su actuación, como su rivalidad y eventual confraternización con el insípido Rick Flagg de Joel Kinnaman. Sus escenas con su hija no son la gran cosa (hasta hubiese preferido a Jaden en uno de sus vestidos a decir verdad) pero ayudan. Su escena con Batman es genial pero, nuevamente, muy corta, pero al menos no se siente frenéticamente apresurada. 

Y el problema con Squad radica justamente ahí; que es una excelente excusa para aventuras demenciales y nuevas, pero la película desaprovecha estas. Hubiese perdonado el comienzo frenético y su paso apresurado de la película si hubiesen utilizado ese momentum para embarcarse en misiones menos peligrosas y más mundanas, cómo controversiales asesinatos políticos, rescates de prisioneros de combate o demás maravillas que pueden ser excesivamente divertidas. Pero el que la primera misión del Escuadrón sea su batalla con Rita Repulsa y su hermano de fideos y su ejercito de plastilinas, me pareció muy "tradicional", muy visto ya en películas de comics, lo cual es una gran lástima ya que sin más tiempo con estos personajes, el que al final se pongan a hablar de "familia" y "lealtad" me chocó como poco merecido. Osea, entiendo que David Ayer trabajó con estos actores e hizo que verdaderamente confraternizaran, y sin embargo, ese "bonding" no se sintió legítimo en la pantallaPero escenas como Katana escogiendo ir con los malandros en vez de quedarse con su jefe Rick Flagg son incomprensibles, y podrían haber sido más poderosas si supiésemos un poco más de ella.

Lo cual me lleva a Rita, digo, la Enchantress. Cara Delevingne es un desastre como antagonista final. Es pasable al principio, sobre todo cuando está con su traje original, pero una vez que obtiene su make over y se pone a bailar como Dee Reynolds, el personaje se viene abajo. Es una villano muy débil y poco interesante, o al menos, mal propuesta. Lo cual, seamos sinceros, no me molesta tanto, pero es indudablemente un punto muy flaco de la película. 

Finalmente, y este es un punto sobre el cual he meditado bastante: la relación amorosa del Joker y Harley. 

Harley es la esposa golpeada con síndrome de dependencia por el pendejo abusivo que la controla, y el punto de su historia es liberarse de él, independizarse, encontrar su propia valía, ayudada por su mejor amiga, Poison Ivy. Pero el Joker de Leto está obsesionado con Harley, al punto de que la escena final de la película es él rescatándola de Belle Reve, como si fuese una gran victoria.

Me sacó de onda che.

Ahora bien, sabemos que hubo una versión original donde el Joker era un abusivo de mierda (cómo debe ser), pero que fue cambiado ya que audiencias de testeo originalmente no estaban de acuerdo con esto. Asimilen eso. A grupos de MARICAS, les pareció MALO que EL JOKER, conocido asesino en serie, incluyendo NIÑOS Y BEBES, sea abusivo con su pareja. 


Y ese ese es el principal problema. Man of Steel nos dio una opera de violencia con dos DIOSES en batalla en su tercera escena, cómo sólo sucede en los comics ¿Resultado? La gente se queja porque hay "mucha destrucción" ¿Consecuencia? Darkseid va a tener que atacar con geranios en Justice League. Dawn of Justice se centró en la deconstrucción de los dos heroes más famosos del universo, tratando de explorar algo nuevo y fresco que no se haya hecho mil veces. ¿Resultado? La gente se queja de que los personajes necesitan sonreír más y hacer más bromas. La gente NO debería dictar, lamentablemente, como estas películas van. Es una pena. 

¿Están arruinados los personajes? No para nada. De hecho, pienso que es una faceta interesante. Finalmente los casos de mujeres abusadas por sus maridos raramente son blanco o negro en la vida real. De hecho, lo que los hace aun más aterradores, es el hecho de que el esposo abusivo usualmente ama a su mujer -de forma enfermiza y celosa, claro, pero la ama, y por eso es tan difícil para ella romper el ciclo del abuso. Les doy el beneficio de la duda y espero ver lo que sucederá en el futuro.

Y eso principalmente porque disfruté mucho de Suicide Squad. Salté en mi asiento como pibe que ve sus primeras tetas cuando vi al Joker y Harley bailando en sus trajes clásicos. 

El salto al ácido de Harley es una de mis escenas favoritas de cualquier película de comics, genialmente actuada, sensual, tensionante.

El Diablo volviéndose un literal SemiDios Azteca me llenó de adrenalina, sobre todo cuando le da por gritar "YA TE CHINGASTES WEY". Glorioso.

Deadshot masacrando a miles de monigotes sin rostro como un fucking badass fue también bello.

Me divertí. patalee y reí, y ni aun mi frustración por querer ver una mejor versión de esta peli agrió mi diversión. Y con todo el dinero que está haciendo, parece que mucha gente comparte mi opinión. Y en verdad, lo que destruye la credibilidad e importancia de los críticos modernos es cuan extremistas pueden ser. Seamos sinceros: la mayoría de las películas no son totalmente buenas o totalmente malas. Pero debido a como funciona el internet, con el poder de los clicks, retweets likes y audiencia -buena o mala- que un artículo pueda tener, muchos críticos se la pasan haciendo comentarios increíblemente exagerados. Cómo el escuincle que se hace la burla de otro niño diferente o con algún defecto, y lo saca de proporciones (GORDO, CUATROJOS, y demás). Es como si muchos críticos aun añoraran esa clase de matonería  infantil que los hacía importantes , ya que siendo increiblemente mordaces es la única forma en la que pueden hacer que alguien haga clíck en su link en vez del de otros, en el mar de reviews que hay en Rottentomatoes. Por ejemplo:    


jajaja calvo cojudo, serás inmortal en mi Blog

Miren eso. ¿Les parece eso una crítica justa? ¿Saben lo que creo? ¿O al menos, espero? Parece que toda la maquinaria de hipérbole del internet finalmente está fallando en su contra. La gente leyó que esta película era una ofensa a dios y a la humanidad en forma de heces y abortos de sapos, de la manera menos profesional posible. Pero cuando la gente fue a verla y no era el anticristo cubierto en sangre de bebes que la crítica dijo, empezaron a cuestionarlos. En especial a los más coloridos como al pelotudo ese de arriba, que simplemente son trolls rogando por hits.

Si la critica hubiese sido basicamente: "Hey gente, miren, SS es en pocas una película pipoquera de verano, mediocre, con algunas buenas escenas y actuaciones pero nada especial. Es divertida, pero nada que les vaya a cambiar la vida o quieran ver de nuevo"

Algo así, las cosas serían diferentes.

Y bueno, eso.











Un sólido 7, muy bien ganado y merecido. Espero la secuela se sienta más libre y se tome su tiempo. Por lo pronto, estoy muy a favor de ver más del Escuadrón. 

1 comentario: